Día mundial de la diabetes

SI QUIERES CONOCER MÁS…

Accede al tríptico del CEEM

Triptico

Tríptico informativo sobre el Día mundial de la Diabetes

 

 

 ¿Qué tratamos en el Dia Mundial de la Diabetes?

El Día Mundial de la Diabetes es la campaña de concienciación sobre la diabetes más importante del mundo. Fue instaurado por la Federación Internacional de Diabetes (FID) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1991, como respuesta al alarmante aumento de los casos de diabetes en el mundo. En 2007, Naciones Unidas celebró por primera vez este día tras la aprobación de la Resolución en diciembre de 2006 del Día Mundial de la Diabetes, lo que convirtió al ya existente Día Mundial de la Diabetes en un día oficial de la salud de la ONU.

El Día Mundial de la Diabetes se celebra cada año el 14 de noviembre. Se escogió esta fecha siendo el aniversario de Frederick Banting quien, junto con Charles Best, concibió la idea que les conduciría al descubrimiento de la insulina, en octubre de 1921. Mientras muchos eventos se desarrollan durante o alrededor de ese día, la campaña se desarrolla a lo largo de todo el año.

Aprende sobre la diabetes

  • Diabetes Mellitus: definición y tipos. La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. La insulina es una hormona que regula el azúcar en la sangre. El efecto de la diabetes no controlada es la hiperglucemia (aumento del azúcar en la sangre), que con el tiempo daña gravemente muchos órganos y sistemas, especialmente los nervios y los vasos sanguíneos.
    Existen dos tipos de diabetes.

    • Diabetes de tipo 1 (también llamada insulinodependiente, juvenil o de inicio en la infancia). Se caracteriza por una producción deficiente de insulina y requiere la administración diaria de esta hormona. Se desconoce aún la causa de la diabetes de tipo 1, y no se puede prevenir con el conocimiento actual.
      Sus síntomas consisten, entre otros, en excreción excesiva de orina (poliuria), sed (polidipsia), hambre constante (polifagia), pérdida de peso, trastornos visuales y cansancio. Estos síntomas pueden aparecer de forma súbita.

    • Diabetes de tipo 2 (también llamada no insulinodependiente o de inicio en la edad adulta). Se debe a una utilización ineficaz de la insulina. Este tipo representa el 90% de los casos mundiales y se debe en gran medida a un peso corporal excesivo y a la inactividad física.
      Los síntomas pueden ser similares a los de la diabetes de tipo 1, pero a menudo menos intensos. En consecuencia, la enfermedad puede diagnosticarse sólo cuando ya tiene varios años de evolución y han aparecido complicaciones.
      Hasta hace poco, este tipo de diabetes sólo se observaba en adultos, pero en la actualidad también se está manifestando en niños.

  • Datos demográficos.

    • En el mundo hay más de 346 millones de personas con diabetes.

    • Se calcula que en 2004 fallecieron 3,4 millones de personas como consecuencias del exceso de azúcar en la sangre.

    • Más del 80% de las muertes por diabetes se registran en países de ingresos bajos y medios.

    • Casi la mitad de esas muertes corresponden a personas de menos de 70 años, y un 55% a mujeres.

    • La OMS prevé que las muertes por diabetes se multipliquen por dos entre 2005 y 2030.

    • La dieta saludable, la actividad física regular, el mantenimiento de un peso corporal normal y la evitación del consumo de tabaco pueden prevenir la diabetes de tipo 2 o retrasar su aparición.

  • Síntomas y diagnóstico. Los síntomas de alerta de la diabetes (que pueden ser leves ó no presentarse en la diabetes de tipo 2) son:

    • Necesidad de orinar frecuente (poliuria)

    • Sed excesiva (polidipsia)

    • Apetito constante (polifagia)

    • Pérdida de peso repentina

    • Cansancio extremo

    • Falta de interés y concentración

    • Vómitos y dolor de estómago (en muchas ocasiones se confunde por gripe)

    • Una sensación de cosquilleo o adormecimiento de las manos y los piel

    • Otros síntomas incluyen visión borrosa, infecciones frecuentes y curación lenta de las heridas.

El diagnóstico se puede establecer tempranamente con análisis de sangre relativamente baratos. Hay además pruebas de orina, pero lo más común son los controles de sangre y destaca la prueba de glucemia capilar ó por punción en el dedo. Es una técnica bastante sencilla que se puede hacer en casa. Se precisan tiras reactivas y un reflectómetro ó medidor (hay que calibrar el medidor cada vez que se empieza una caja nueva de tiras). Los resultados mantienen una correlación muy fiable con los análisis hechos en laboratorio.

  • Complicaciones.

    • Con el tiempo, la diabetes puede dañar el corazón, los vasos sanguíneos, ojos, riñones y nervios.

    • La diabetes aumenta el riesgo de cardiopatía y accidente vascular cerebral (AVC). Un 50% de los pacientes diabéticos mueren de enfermedad cardiovascular (principalmente cardiopatía y AVC).

    • La neuropatía de los pies combinada con la reducción del flujo sanguíneo incrementa el riesgo de úlceras de los pies y, en última instancia, amputación.

    • La retinopatía diabética es una causa importante de ceguera, y es la consecuencia del daño de los pequeños vasos sanguíneos de la retina que se va acumulando a lo largo del tiempo. Al cabo de 15 años con diabetes, aproximadamente un 2% de los pacientes se quedan ciegos, y un 10% sufren un deterioro grave de la visión.

    • La diabetes se encuentra entre las principales causas de insuficiencia renal. Un 10 a 20% de los pacientes con diabetes mueren por esta causa.

    • La neuropatía diabética se debe a lesión de los nervios a consecuencia de la diabetes, y puede llegar a afectar a un 50% de los pacientes. Aunque puede ocasionar problemas muy diversos, los síntomas frecuentes consisten en hormigueo, dolor, entumecimiento o debilidad en los pies y las manos.

    • En los pacientes con diabetes el riesgo de muerte es al menos dos veces mayor que en las personas sin diabetes.

  • Causas. Existen muchos factores de riesgo en la diabetes tipo 2. Entre ellos se incluyen:

    • Obesidad y sobrepeso

    • Falta de ejercicio

    • Haber sido diagnosticado con intolerancia a la glucosa

    • Dieta poco saludable

    • Edad avanzada

    • Tensión alta y colesterol alto

    • Historial familiar con diabetes

    • Historial con diabetes gestacional

    • Origen étnico – se han observado altos índices de diabetes en asiáticos, hispanos, personas indígenas (EEUU, Canadá, Australia) y afroamericanos.

  • Prevención. En la actualidad, la diabetes tipo 1 no se puede prevenir. Los factores desencadenantes que se cree generan el proceso que tiene como resultado la destrucción de las células del organismo productoras de insulina siguen bajo investigación. Sin embargo, se ha demostrado que medidas simples relacionadas con el estilo de vida son eficaces para prevenir la diabetes de tipo 2 o retrasar su aparición. Para ayudar a prevenir la diabetes de tipo 2 y sus complicaciones se debe:

    • Alcanzar y mantener un peso corporal saludable.

    • Mantenerse activo físicamente: al menos 30 minutos de actividad regular de intensidad moderada la mayoría de los días de la semana; para controlar el peso puede ser necesaria una actividad más intensa.

    • Consumir una dieta saludable que contenga entre tres y cinco raciones diarias de frutas y hortalizas y una cantidad reducida de azúcar y grasas saturadas.

    • Evitar el consumo de tabaco, puesto que aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

    • Las personas con diabetes tipo 2 no deben retrasar la insulinización cuando esat sea precisa.