Estudiar, ¿cómo hacerlo bien?: Los 8 tips que te salvarán para los finales

En temporada de exámenes tenemos exceso de todo: temario, sueño, café… excepto de tiempo. Una buena planificación y control de nuestro tiempo puede ayudarnos a sacar el máximo partido de este, aumentando nuestra eficacia, eficiencia y productividad, tanto para estudiar como para continuar cuidándonos durante el periodo de exámenes. Porque, admitámoslo, a veces se nos olvida.

Los 7 tips para afrontar los exámenes

Por todo ello, os dejamos por aquí siete tips sobre cómo gestionar el tiempo de estudio, para ayudarte a dar el último empujón para afrontar estos exámenes con la evidencia científica de tu parte.

  1. Tanto el café como otras bebidas energéticas se utilizan con frecuencia para combatir el sueño y mantener estudiando, e incluso para “ayudar a la memoria”, como asegura su publicidad. Sin embargo, la mayoría están compuestos principalmente de fosfatidilserina o taurina, ninguno de los 2 útiles para mejorar la capacidad de recordar, afirman desde la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria.
  2. Es preferible irse a la cama aún con dos temas por estudiar, que quedarse despierto para terminar lo que falta Hasta ahora, seguro que ya todo el mundo te ha dicho que duermas bien: Pues es un gran consejo. Dormir incrementa el estado de alerta y disminuye el estrés. Así mismo, mejora el estado de ánimo, el humor y las funciones cognitivas, todo muy importante para nuestro correcto funcionamiento. Así que… ¡a dormir esas 8 horas!
  3. Hacer ejercicio regularmente mejora la concentración al estudiar. La clave aquí es la intensidad y el tiempo. Se ha probado que el ejercicio de baja intensidad durante el estudio ayuda a incrementar la capacidad de memorización. Algunos ejercicios recomendado para realizar durante el tiempo de estudio son:
    1. Bicicleta estática
    2. Correr en cinta
    3. Abdominales
  4. Hay que evitar camas, sofás, puffs… son tus enemigos. Desde que te sientes te entrará sueño y dejarás de ser productivo.
  5. ¿Tener un lugar de estudio fijo mejora la capacidad de concentración? En un experimento dirigido por el psicólogo cognitivo Robert Bjork, se comprobó que los estudiantes universitarios que estudiaron un vocabulario dado en 2 habitaciones diferentes memorizaron un 20% más de palabras que aquellos que permanecieron en la misma sala.
  6. ¡Dedica un día completo a una asignatura! Los estudios neurológicos han demostrado que el cerebro es capaz de desempeñar con atención una única tarea, pero como es rápido en los cambios, parece que sigue desempeñando la primera tarea cuando inicia una segunda, cuando en realidad no es así.
  7. Los descansos de 5 min cada 25 min de estudio han probado incrementar la capacidad de concentración (método Pomodoro) Gracias al condicionamiento hacemos que nuestra mente se acostumbre a concentrarse cada vez que apretamos el temporizador. Cuanto más veces utilicemos esta técnica, menor será el tiempo de demora necesario para concentrarnos. Además las pequeñas recompensas en forma de descansos de 5 minutos nos ayudan a relajarnos y a reducir el estrés.

En general, esta técnica de estudio/descanso nos permite estar más concentrados y focalizados, evita el agotamiento mental, incrementa la motivación al ir logrando cada pequeña meta en forma de pomodoros y reduce la ansiedad de ver cómo pasa el tiempo y no estamos cumpliendo lo que nos habíamos marcado

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *