¿Sientes que tus exámenes no evalúan realmente tus conocimientos?

Tras haber estudiado tanto… de cumplir los consejos que recomendábamos en la publicación anterior, de llevarlo todo controlado, llega el día del exámen y… ¿qué es lo que te encuentras?

  • Exámenes en los que te preguntan datos muy específicos, porcentajes y prevalencias que en la vida real nunca vas a llegar a utilizar.
  • Contenidos que incluso para el momento actual están defasados, que por tanto has memorizado única y exclusivamente para ese exámen.
  • Preguntas que no se corresponden con el temario impartido en las clases.
  • Clasificaciones y escalas pronósticas que probablemente hayan cambiado en el momento en que empieces a ejercer.

En definitiva, un exámen que no evalúa si has adquirido unas competencias que te permitirán tener unos conocimientos básicos sobre la asignatura (ya sea cardiología, neumología o dermatología) que el día de mañana te permitan reconocer y actuar frente a una enfermedad de este ámbito. En su mayor parte, el examen que acabas de realizar, ha evaluado tu capacidad de aprenderte 50 escalas, 80 porcentajes y otros tantos datos única y exclusivamente para realizar ese examen.

Esta es la formación que queremos

Por todo esto decimos basta. Esta no es la formación que queremos:

  • Queremos ser evaluados por unos exámenes que nos ayuden a enfocar nuestra preparación y estudio de la medicina a ser buenos profesionales sanitarios, no máquinas de memorizar.
  • El día de mañana no se nos va a exigir datos, sino competencias, y queremos adquirirlas durante la carrera.

Desde el CEEM creemos que una Educación Médica de calidad pasa por una correcta evaluación del estudiantado de medicina, ya que esto influye de gran manera en la forma en que se plantea nuestra formación.

Si crees que hay cosas por mejorar únete a nuestras reivindicaciones. Esto va por ti, estudiante de medicina.

¡Ayúdanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *